Buenavista clinica del pie

Podología pediátrica

Corregir ciertas afecciones en nuestra infancia será clave para que no tengamos problemas de adultos. Acudir al podólogo para que con un correcto diagnóstico y tratamiento seamos unos adultos sanos y equilibrados.
A veces se puede deber a una mala alineación de nuestro pie o a una pisada incorrecta.
Algunas patologías frecuentes en los niños pueden ser:

• Uña incarnada.
• Papilomas o verrugas plantares.
• Marcha con la punta de los pies hacia dentro o hacia fuera.
• Pie plano.
• Dolor en el talón (Sever) a veces ocasionados por el crecimiento o por deportes de impacto.

Pie geriátrico

En una población cada vez más longeva los pies de nuestros mayores se resienten con el paso de los años, ponemos especial atención para paliar en lo posible deformidades y atrofias que posibiliten que nuestros mayores tengan buena calidad de vida y les permitan llevar una vida cada vez más activa.
Algunas patologías que se pueden dar en pacientes de este tipo:

• Onicogrifosis: deterioro de la uñas que suele llevar asociado un engrosamiento y alteraciones en el color y que en ocasiones es muy molesto por la presión que ejerce el calzado.
• Artritis y artrosis, que provoca deformidades digitales a nivel de antepié, a veces la solución es quirúrgica, pero en los casos en que el paciente por su edad avanzada no se decide a operarse la solución para por elaborar ortesis de silicona hechas a medida para paliar estas molestias con el calzado.
• Deterioro de la grasa plantar, la grasa plantar hace efecto amortiguador en la planta del pie, para paliar esta molestia a veces la solución para por hacer soportes plantares a medida con un efecto acomodativo y de confort para nuestros pacientes.

Pie diabético

¿Qué es?
Es un pie que suele presentar ciertas alteraciones tanto a nivel neurológico, como pérdida de sensibilidad como a nivel vascular, alteraciones tanto a nivel venoso como a nivel arterial.
Es clave que un profesional cualificado vigile por la salud del pie en este tipo de pacientes.
El uso de soportes plantares personalizados en caso necesario y una revisión periódica para revisar tanto la sensibilidad como la vascularización del pie es fundamental para evitar las temidas amputaciones en diabéticos, lo que acaba ocasionando un alto coste para la seguridad social y un problema en la calidad de vida de estos pacientes.
En ocasiones la mejor forma de controlar a estos pacientes es en equipo multidisciplinar, donde enfermero, podólogo y vascular deben ir de la mano para tener bien controlado a nuestros pacientes, como se suele decir “más vale prevenir que curar”.

Infecciones por hongos

A veces se deben tratar con cremas, como en el caso de las dertamomicosis o pie de atleta y si el problema persiste es conveniente hacer una biopsia de la piel para ver que ocurre, la prevención y una buena higiene del pie y un correcto uso de calzado y calcetín es clave para evitar dichos problemas.
Cuando los hongos afectan a las uñas (Onicomicosis) se pueden tratar con distintas lacas o esmaltes de uñas y si la infección persiste se hace un cultivo de la uña y en este caso tras un análisis previo de la función hepática se les puede prescribir un tratamiento oral para eliminar dicha micosis. Usamos un tratamiento en este caso con el láser antes mencionado totalmente indoloro y con una alta eficacia.

Sudoración (Hiperhidrosis)

Los pies tienen alrededor de 250000 glándulas sudoríparas. Una buena higiene y el uso de materiales adecuados tanto en calcetines como en el calzado para nuestro día a día ayuda a disminuir el exceso de sudoración. En ocasiones es recomendable visitar a un profesional para que nos prescriba algún producto para tratar dicha alteración, ya sea un producto de venta en farmacia o hecho a la medida para cada paciente (fórmula magistral).

Hallux valgus (juanetes)

Hallux Valgus o juanete es la deformidad de la primera articulación metatarsofalángica de nuestro pie, a veces viene determinado por la forma de los huesos de nuestro pie o bien por una alteración en las partes blandas (tendones que generan tensiones que hacen que el dedo se desvíe), puede venir causada por la forma de pisar, a veces por el uso de un calzado inadecuado.
A veces un soporte plantar hecho a medida puede aliviar ciertas molestias causadas por esta deformidad y otras veces lo más eficaz en una cirugía que según el grado de deformidad deberá ser más o menos agresiva.
Es un procedimiento que se lleva a cabo en régimen ambulatorio y con anestesia local y el paciente suele tener un buen postoperatorio y una pronta vuelta a su vida normal.

Neuroma de Morton

¿Qué es? Engrosamiento de nervio intermetatarsal en el tercer espacio, se provoca debido a un aumento de la presión en el dicho espacio o por el uso de calzado inadecuado (zapato de tacón alto) o porque el paciente tiene comprometido ese espacio, el tratamiento depende el estadío de dicha patología, puede ir desde tratamiento conservador: infiltraciones,  uso de soportes plantares personalizados o radiofrecuencia a tratamiento quirúrgico, donde se suele llevar a cabo una resección de dicho nervio para dar tratamiento definitivo a este problema.

Dedos en garra

Suele ser alteraciones en los dedos del pie que son muy molestos con cierto tipo de calzados debido a alteraciones en tendones y huesos del pie. En casos que el tratamiento conservador no sea suficiente (cambio en el calzado o uso de siliconas) es necesario recurrir al tratamiento quirúrgico.

Verrugas plantares

Las verrugas plantares son muy contagiosas cuando frecuentamos baños públicos, piscinas, spas. Las causas pueden ser muy diversas y los tratamientos son específicos para cada caso. En clínica del pie Buenavista, te ayudamos a prevenirlas y a tratarlas en el caso de padecerlas. Hay distintas formas de tratar dichas verrugas, desde tratamiento tópico con algún producto, multipunción (bajo anestesia local), cirugía en caso de lesiones más rebeldes o recidivantes o incluso el uso de k-láser, donde lo único que nota el paciente es un aumento de la temperatura en la zona.

Helomas

Se conocen coloquialmente como “callos” y resultan del rozamiento del pie contra los materiales del calzado, por la fricción, o por irregularidades en la parte ósea de los pies. El uso de plantillas a medida es una de las mejores defensas contra los helomas.

Olor en los pies

Debido a la flora bacteriana que habita en nuestra piel a  veces hay una alteración y provoca mal olor, a veces puede ser por un calzado inadecuado, algunos calzados de trabajo como pueden ser por ejemplo las tan temidas botas de seguridad o incluso infecciones por hongos o alteraciones en la sudoración por alguna causa hormonal.

Para ello hay que hacer una valoración del paciente e intentar dar con el origen de tan molesto problema y mandar el tratamiento más eficaz para cada caso.

En este caso también es importante una buena higiene y una correcta educación en cuanto a hábitos saludables.

Durezas

Suelen salir durezas en los pies por un aumento de presión en alguna parte de la planta del pie, lo que en estos casos nos puede dar pistas sobre la forma de pisar del paciente, se suelen eliminar con el uso de bisturí y otras veces es recomendable el uso de soportes plantares con el objetivo de eliminar dicha presión.

Otras veces puede darse por el roce del calzado como consecuencia de alguna deformidad en un dedo. Para ello a veces se hacen siliconas a medida para evitar dicho roce.

Fascitis plantar

Las fasciopatías plantares son un problema que nos trae de cabeza a los podólogos y donde las causas pueden ser de lo más diversa, desde una alteración biomecánica en algún tipo de pacientes (pie plano, pie cavo), aumento de la actividad física, tipo de calzado.
El tratamiento de elección en algunos casos son los soportes plantares, en ocasiones se suelen hacer infiltraciones ecoguiadas y en este caso es muy importante el tratamiento interdisciplinar, donde el fisioterapeuta nos ayuda a recuperar a este tipo de pacientes.
Es muy importante que el paciente se conciencie de que el soporte plantar por sí solo no lo recupera de esta molestia, es muy importante de que se conciencie de que deben realizar una serie de ejercicios en casa con el fin de recuperarse.

Uña incarnada

Se puede dar el caso de que la uña del pie crezca hacia dentro de la piel creando una grave infección. Las causas más comunes son cortar las uñas de una forma inadecuada, unos zapatos, medias o calcetines muy apretados, una mala transpiración del pie o incluso un golpe en la uña.
Se hace en régimen ambulatorio con anestesia local y según el estadío en que se de dicha infección o deformidad se puede optar por una u otra técnica.
Llevamos en nuestra clínica un alto número de pacientes intervenidos con un gran índice de satisfacción y con su problema resuelto para toda la vida, en el último año hemos incorporado una nueva tecnología para la resolución de este problema como es el uso del láser (K-laser®) para eliminar la matriz de la uña y resolver el problema.

Estos son los diferentes tratamientos que encontramos dentro de podología general

Pie diabético

Pie diabetico

¿Qué es?

Un control deficiente de la diabetes puede dañar los nervios y los vasos sanguíneos. Esta situación puede hacer que perdamos gradualmente la sensación en los pies, y que la circulación sanguínea se deteriore, provocando lesiones o úlceras. Este cambio se conoce como neuropatía periférica (cambios en la función de los nervios periféricos).

podologo quirofano

Prevención

Las estrategias para prevenir las complicaciones del pie diabético incluyen el diagnóstico temprano y la clasificación de riesgo. Para evitar su aparición y una posible complicación, es fundamental que nuestro médico especialista nos examine periódicamente. También es importante que hagamos estas inspecciones nosotros mismos para asegurarnos de que todo esté bien.

Un punto central en la prevención de este trastorno es educar a la persona con diabetes y a sus familiares inmediatos sobre esta enfermedad. La autoinspección, el control de la temperatura de los pies, la higiene (deben lavarse todos los días sin exceso de agua) y el uso de zapatos o plantillas adecuadas para aliviar la presión son fundamentales. Y como puede ser de otra manera, buen control de la diabetes.

Con estas estrategias de prevención es posible mantener los pies sanos y evitar complicaciones que pueden volverse muy peligrosas e incluso extenderse a la amputación.

Tratamiento

El tratamiento del pie diabético requiere un enfoque multidisciplinario que también incluye un control adecuado del azúcar en la sangre, dieta y ejercicio regular.

La evaluación de un profesional del estado de las extremidades inferiores para el flujo sanguíneo, el control y el tratamiento de infecciones y el cuidado de posibles heridas en las piernas y los pies es clave para tratar el pie diabético. Dependiendo de la situación, el tratamiento tiene como objetivo reducir la presión arterial y tratar las infecciones con antibióticos.

La patología del pie en personas con diabetes es la causa no traumática más común de amputación de extremidades inferiores. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente realizar una visita anual obligatoria al especialista.

Infecciones por hongos

Las infecciones por hongos afectan particularmente a las personas con un sistema inmunológico deficiente. La diabetes, la obesidad, el embarazo, los cambios hormonales y el uso prolongado de antibióticos son otros factores de riesgo que afectan especialmente a las mucosas, especialmente la boca y los órganos genitales, las uñas y la piel en general.

Debido a que estas infecciones se desarrollan lentamente, una persona puede tardar meses o incluso años en darse cuenta de que necesita atención médica. Por lo tanto, pueden ser difíciles de tratar y demorar mucho en sanar.

Todas las personas son propensas a contraer este tipo de hongos, pero generalmente es más común en adultos mayores de 60 años y en personas con sistemas inmunológicos deficientes.

Si las uñas ya están infectadas, deben mantenerse cortas y limpias. Sin embargo, se debe tener cuidado para asegurarse de que no se utilicen los cortaúñas que se usaron para limpiar la uña infectada.

Si la actividad requiere que mantenga las manos mojadas, p. Ej. B. Para lavar los platos, debe usar guantes de algodón y otra protección impermeable.

Para los dedos de los pies, es necesario mantener los pies secos, con zapatos que no aprieten los dedos de los pies y, si es posible, ventilados, para que siempre puedas andar descalzo en áreas públicas como piscinas o vestuarios.

CONSEJOS

Las infecciones por hongos afectan particularmente a las personas con un sistema inmunológico deficiente.

Es importante no andar descalzo en áreas públicas como piscinas o vestuarios.

Juanetes

Un juanete (hallux valgus) es un agrandamiento del hueso o tejido que rodea una articulación en la base del dedo gordo o meñique (en cuyo caso se denomina «juanete de sastre»). Los juanetes generalmente se forman cuando se aplica presión a la articulación durante un período prolongado de tiempo. El noventa por ciento de los juanetes ocurren en mujeres principalmente porque tienden a usar zapatos ajustados y puntiagudos con los dedos cerrados. Los juanetes se pueden heredar como rasgo familiar. También pueden ocurrir como resultado de la artritis, que generalmente afecta la articulación del dedo gordo del pie.

El tratamiento inicial para los juanetes puede ser usar zapatos cómodos y bien ajustados (especialmente zapatos que se adapten a la forma del pie y no creen áreas de presión) o usar férulas y accesorios ortopédicos (plantillas especiales para zapatos que se adapten al contorno del pie). ajustar) para que el dedo gordo del pie vuelva a su posición normal. Para los juanetes causados ​​por la artritis, el uso de medicamentos puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

Si el tratamiento no quirúrgico no tiene éxito, el médico puede recomendar una cirugía que resolverá el problema para casi todos los casos. El objetivo de la operación es aliviar el dolor y corregir la deformidad tanto como sea posible. La cirugía no se realiza con fines cosméticos y no está destinada a mejorar la apariencia del pie.

Otros procedimientos relacionados que pueden usarse para diagnosticar trastornos del pie incluyen radiografías del hueso y del pie. Consulte estos procedimientos para obtener más información.

El tipo de cirugía dependerá de la gravedad del juanete, la edad del paciente, el estado general de salud, la actividad física y el estado de los huesos y los tejidos conectivos.

Juanete leve. Durante este tipo de cirugía, el cirujano puede extirpar la porción agrandada del hueso y realinear los músculos, tendones y ligamentos que rodean la articulación.

Juanete moderado. Si los juanetes son moderados, el cirujano puede cortar el hueso y volver a colocarlo en su lugar. La decisión de cortar o no el hueso depende de la gravedad y la ubicación de la deformidad. Además, es posible que sea necesario mover los tendones y ligamentos circundantes.

Juanete pesado. En casos graves de juanetes, la cirugía puede consistir en extirpar la porción agrandada del hueso, cortar y realinear el hueso y corregir la posición de los tendones y ligamentos.

Juanete o articulación del dedo gordo del pie con artritis. Si la articulación ha sufrido un daño irreparable, como es común con la artritis, es posible que sea necesario reconstruirla o reemplazarla con una articulación artificial. Los implantes de reemplazo de articulaciones se pueden usar para reconstruir la articulación del dedo gordo del pie.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad